Mochilas niños guardería personalizadas Koala

Precio de venta Precio 40,00€ Precio habitual Precio unitario  por 

Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.


Niños diferentes, niños auténticos, con complementos personalizados y hechos a mano.


¿Quieres que tu peque lleve una mochila que no dejara indiferente a nadie ?.


Te damos la solución, creamos mochilas con tejidos diferentes a lo que encontrarás en cualquier comercio.


Podrá llevar todo lo que necesita tu pequeño/a, tanto para ir a la guardería como para ir al cole infantil.


La puedes utilizar también, para las actividades extra escolares, ir al parque, o pasear con la familia.


Posee gran capacidad, es ligera y se puede lavar tantas veces como quieras.



--

Nuestras mochilas niños guardería personalizadas Koala están hechas a mano, de forma slow y artesanal, eso significa que tanto el proceso, la elección del tejido, la confección es una por una.  

No hacemos grandes producciones.  El taller donde se crean todos los complementos está libre de humos y con vistas al mar.

Edición LIMITADA, ya que adquirimos escasos metros de cada tejido. Dimensiones:  35 x 35 x 6 centímetros ( largo x ancho x base).  Peso:  200 gr.

Dado que nuestros productos son artesanales, las medidas pueden sufrir pequeñas variaciones.

Materiales utilizados


Las Mochilas niños guarderia personalizadas Koala está confeccionada por la unión tres capas:

  • La capa exterior de tejido algodón 100% tipo patchwork.

  • Capa interior de tejido algodón 100%, color gris con mini lunares blancos.

  • Y una capa intermedia es estabilizadora, de poliéster,  que da cuerpo y resistencia a la bolsa.


Asas beig algodón 100%, con regulador para que a medida que vaya creciendo se pueda adaptar.

La solapa posee una capa de entretela dura, para darle consistencia y cuerpo. Botón de snaps. ( cierre fácil).

Interiormente se cierra con una cuerda decorativa.

Cuidados


La forma de lavado que recomendamos siempre para el mejor cuidado de nuestros productos es a mano en agua fría con jabón neutro, porque así pasa menos tiempo en remojo y se lleva menos fricción que en la lavadora.

A pesar de ello, también se puede lavar en la lavadora, seleccionando un lavado muy corto y con escaso centrifugado.

Secar al aire bien estirado. Evitando la exposición directa de los rayos solares, para la mejor conservación del color y el tejido.

 No se recomienda el uso de secadora. Planchar a temperatura máxima de 30º para que recupere su forma y apresto. No usar lejía.